DiarioPyme - Especialistas en la Información DiarioPyme - Especialistas en la Información

¿Qué son las billeteras virtuales?

Opinión Por Roberto Dumerauf (CEO CAME Pagos)
Credit-card

Le voy a dar a este recorrido un enfoque basado en las distintas miradas que se me ocurren en esta funcionalidad. Le voy a decir miradas, para no utilizar algo más llamativo como serían las realidades paralelas que se juegan en toda situación.

Antes que nada, ¿qué es una billetera virtual o billetera digital?

Ni más ni menos que una pieza de software que simula ser la billetera que hemos usado desde hace años. En lugar de guardarla en la cartera de la dama o el bolsillo del caballero como diría un vendedor ambulante, esta, está disponible en un celular, una Tablet, una notebook, una estación de trabajo o cualquier otro dispositivo electrónico.

Tiene un saldo y como valor agregado a la billetera física, la posibilidad de ver los últimos movimientos que hicieron que el saldo sea el que es.

¿Para qué sirven?

Con la billetera virtual, también tenemos la posibilidad de realizar transacciones u operaciones con el dinero que tenemos en ella, pueden ser pagos en un local en el que acabamos de hacer una compra, una transferencia de dinero a alguien que tiene otra billetera virtual o tiene cuenta en el Sistema Bancario tradicional o inclusive el pago de impuestos, servicios, tasas municipales, entre otras.

Opciones de billetera hay varias y todas compiten por tener la mayor cantidad de usuarios que las utilizan, pues al tener muchos usuarios estos realizan transacciones que les permiten ganar dinero en pequeñas sumas que, en general, destinan a colocar mejoras en las funcionalidades existentes o agregar nuevas.

Pueden apuntar a segmentos de mercado diferentes, si se enfoca en el consumidor final, son las llamadas tipo B2C o si se enfocan en el comerciante son las billeteras B2B, cada una dirigirá sus esfuerzos principales en una dirección u otra, aunque también están las que dirigen sus esfuerzos simultáneamente a ambos públicos y son las B2B2C. Para entender las siglas, habría que reemplazar B por Business o Comerciante y C por Consumer o Consumidor Final y pronunciar el 2 como tú; similar al sonido en inglés del número 2. Así podemos escuchar para las B2B, decir BiTuBi y para las B2C BiTuCi, que son las pronunciaciones de las letras B, C y el número 2 en inglés.

Cuando al inicio del artículo les decía sobre las miradas diferentes, veamos que sucede en el mismo acto de pagar una compra. Lo vamos a mirar desde el comprador, el vendedor y el Proveedor de la billetera. Vamos a ver que cada uno valora cosas diferentes y quien mejor resuelve todas las valoraciones será quien más éxito tenga a largo plazo

¿Que valora cada uno?

El comprador pretende que el uso de dinero de la billetera virtual tenga el mismo valor que el dinero que tiene en su billetera física, con lo cual quiere que sea gratis el servicio, además que sea tan sencillo como pagar con los billetes, algo que hemos hecho desde que somos chiquitos. O sea, en definitiva, valora el costo, la simplicidad y la facilidad de uso, conocida actualmente como la experiencia de usuario.

El vendedor es quien le pide al comprador que pague y tiene un proceso más largo que el comprador, pues no solo necesita un método sencillo para indicarle que le pague, sino que luego necesita tener simplicidad para registrar o asentar en su caja registradora que recibió esos fondos, cuando estos se acrediten. Dependiendo de la solución que le brinde su billetera o sistema de gestión y los costos que esté dispuesto a pagar, puede contar con el dinero en el momento o tener que esperar entre 48 horas hábiles y 10 días hábiles, de acuerdo a si el comprador le pagó con tarjeta de débito o crédito.

El vendedor valora, el tiempo en el que tiene el dinero disponible, el costo por tener el dinero lo más rápidamente posible, la facilidad para indicarle al comprador como pagar y la información disponible del Proveedor de su billetera para poder registrar ese ingreso de dinero. 

EL Proveedor de la billetera, que se llama técnicamente PSP, por Proveedor de Servicios de Pago, que es quien, en este caso, une al comprador con el vendedor, debe satisfacer no solo sus propios intereses que como toda Empresa son económicos, sino que para tener éxito en el largo plazo debe sopesar darle los mejores servicios al más bajo costo tanto al Comprador como al Vendedor.

El Proveedor de la billetera, valora tener muchas transacciones y para eso debe escuchar al Comprador y al Vendedor para que ambos tengan la mejor experiencia de usuario, cada uno en su ámbito. Simultáneamente debe generar en el Comprador y en el Vendedor un intangible que lo definirá en todo el proceso, la confianza.

Como vemos cada jugador tiene sus motivaciones y lo mismo que en cualquier deporte, el equipo más exitoso es el que logra identificar todas las aristas del juego y ofrecer la mejor solución para todos, simultáneamente.

En tu actividad, ¿has identificado todas las realidades paralelas que se desarrollan y como les das solución?

Notas Relacionadas

Más Leídas

Boletín de Noticias