DiarioPyme - Especialistas en la Información DiarioPyme - Especialistas en la Información

¿El coqueteo en el ámbito del trabajo es beneficioso para la salud mental?

Un estudio de la Universidad Estatal de Washington asegura que el coqueteo puede traer beneficios.

Informe Especial
coqueteo en el trabajo

Según una reciente investigación que realizaron expertos de la Universidad Estatal de Washington, el coqueteo informal con colegas en el trabajo es relativamente inofensivo e incluso puede ser beneficioso para la salud mental. La proximidad, el tiempo y la unión laboral se fusionan para crear una combinación explosiva, a menudo vital para completar una tarea determinada. Sin embargo, pareciera que este sentido de conexión puede, a su vez, conducir a la intimidad.

El estudio, publicado en la revista científica Organizational Behavior and Human Decision Processes, se centra en lo que los investigadores describen como un comportamiento sexual social con experiencia positiva en el lugar de trabajo, como el coqueteo inofensivo y las bromas entre compañeros. Los mismos trazan claras distinciones entre este tipo de interacción y los actos persistentes y no deseados de acoso sexual que a menudo son perpetrados por quienes ocupan puestos de autoridad.

En el estudio, investigadores de los EEUU, Canadá y los Países Bajos examinaron el área poco estudiada de la conducta sexual social sin acoso, que incluye lo que los investigadores llaman narración sexual, como bromas e insinuaciones inofensivas, así como una conducta coqueta, que comprende desde miradas tímidas hasta cumplidos amenos.

Los hallazgos revelados por la investigación develaron que las personas disfrutaban de las bromas con sus compañeros de trabajo y que estas incluso aliviaban el estrés y mejoraban la autoestima. Sin embargo, tuvo un efecto opuesto si se trataba de un superior y no un compañero.

Tras el examen de las encuestas, el equipo descubrió que la mayoría de los empleados eran algo neutrales con respecto a la narración sexual, pero se sentían más positivos sobre el coqueteo. “Lo que descubrimos es que cuando se disfruta del coqueteo, este puede ofrecer algunos beneficios: hace que las personas se sientan bien consigo mismas, lo que puede protegerlas de los factores estresantes en sus vidas”, explicó Leah Sheppard, autora principal de la investigación.

1-3 minutos

Si hace cumplidos y alienta todo lo que decís, es un buen indicador de que está interesado. Algunas personas también darán una rápida mirada coqueta al comienzo de la conversación. Sin embargo, cruzar las piernas en cualquier punto de la conversación podría ser una señal de que una persona no está interesada en la otra. Además, si una mujer no hace muchas preguntas o se encoge de hombros, probablemente no le interese.

4-6 minutos

Si la persona aún se siente atraída, es probable que sea aún más afirmativa y halagadora. También que gesticule con sus manos.

7-9 minutos

En esta etapa, la gente comienza a deshacerse de los cumplidos. En cambio, los hombres mirarán fijo a la otra persona si están interesados, mientras que las mujeres podrían comenzar a divulgar algunos detalles personales.

10-12 minutos

Al final de la conversación, las mujeres se abrirán aún más y se alegrarán por la evolución de la charla, mientras siguen gesticulando, si todavía están interesadas. Para las hombres, hablar en un tono más grave de voz puede ser indicador de que todavía están interesados.

La primera encuesta también reveló que dos de cada tres personas estarían dispuestas a salir con un colega, mientras que el tercio restante nunca soñaría con hacerlo. La razón principal que dieron para desconfiar de las relaciones amorosas laborales era que simplemente no pensaban que ambos ambientes debían mezclarse.

Pasar tiempo juntos tiende a romper las barreras entre las personas más rápidamente, y eso no necesariamente da como resultado una intimidad romántica. Pero, a veces una de las partes puede relajarse demasiado, lo que permite que los límites fácilmente se traspasen.

Una vez que se obtiene un conocimiento cada vez más cercano de un compañero de trabajo es también posible que sucedan encuentros amorosos y sexuales, dado que la confianza hace que no sea necesario hablar, y baste con solo una mirada.

Si ambos socios de una relación no tienen en cuenta la necesidad de restablecer continuamente los límites para mantener su relación dentro de un marco determinado, estos “errores” pueden llevar a que una de las partes comience a ver la unión como algo más que una simple conexión de trabajo.

Notas Relacionadas

Más Leídas

Boletín de Noticias