DiarioPyme - Especialistas en la Información DiarioPyme - Especialistas en la Información

¿Cuáles son los beneficios para las pymes, el implementar el Home Office?

El Home office es una modalidad en que las personas pueden trabajar desde sus hogares sin la necesidad de trasladarse al lugar donde funciona la organización a la que prestan servicios.

Innovación & Tecnología Redacción DiarioPyme Redacción DiarioPyme
home office pymes

Se trata de una práctica que cada vez gana más adeptos en el mundo laboral, pues muchos lo ven como una forma más cómoda de trabajo que tiene la ventaja de permitir pasar tiempo con los seres queridos o para hacer otras actividades.

Pero además de sus beneficios, el Home office, o teletrabajo, brinda una serie de oportunidades para las pymes, ya que éstas pueden abaratar costos y destinar sus recursos en las áreas que se tornarán claves para su crecimiento. Por esa razón, aquí dos expertos analizan sus ventajas.

Abaratar costos
Rafael Romero, académico de la Universidad Alberto Hurtado (Chile)  explica que el ahorro en operaciones gracias al Home office dependerá de la industria en la que opera, el tipo de bien o servicio que ofrece, los medios y la fluidez de comunicación entre trabajadores y la confianza de los consumidores o usuarios.

En ese sentido, Romero dice que el Home office es beneficioso para empresas que incluyen servicios de informática, auditoría, consultorías y los que no requieren maquinaria para funcionar.

Pero en el detalle, explica que los ahorros más importantes se generarían en distintas áreas. Primero, en el costo de arriendo, “dado que no es imprescindible contar con un espacio físico para alojar a todos los trabajadores. Por ejemplo, hay empresas del área informática y la consultoría, en que los espacios físicos no están asignados, sino que se van ocupando en la medida que se vayan necesitando”.

Además, esto impactaría positivamente en el Costo de servicios básicos, “principalmente asociado al menor número de personas que existirían de forma presencial en las oficinas”, como también en las horas extras, ya que “este modo de trabajar obliga que el trabajo se realice por metas y no por horario específicamente, permitiendo contar con mejor información para una asignación más eficiente de horas para cada labor. De esta manera, el trabajador debiera alcanzar sus metas disponiendo libremente de su horario”.

Asimismo, destaca el hecho de que habrían menores riesgos de accidentes en el espacio de trabajo y en el traslado de la casa al trabajo o viceversa.

Sebastián Vicuña, gerente de Compliance y Gobierno Corporativo de PKF Chile, también destaca que al implementar la modalidad “se evita perder el tiempo en reuniones que muchas veces no son necesarias”.

De hecho, Vicuña dice que tras el estallido social muchos en la empresa trabajaron desde sus hogares. “Ahí nos dimos cuenta que las interacciones eran solo para temas importantes y así se podía ser más efectivo”.

Aspectos en contra
Aunque el Home office sigue siendo una alternativa válida, en algunos aspectos puede no ser muy útil para las empresas.

Por ejemplo, Sebastián Vicuña dice que se pierde el control y la supervisión, porque “aunque no estés en la oficina, igual se debe responder a las obligaciones laborales de la misma forma. Por eso es clave el tema de la disponibilidad y estar atento a los requerimientos del empleador”.

Por su parte, Romero apunta que la interacción es clave para crear propuestas, discutir ideas y detectar nuevos negocios. “Es mucho más efectivo el cara a cara y es poco probable pensar que el Home office se implementará todos los días del mes. Se tienen que reservar espacios de encuentro y trabajo en equipo”.

 

Notas Relacionadas

Más Leídas

Boletín de Noticias