DiarioPyme - Especialistas en la Información DiarioPyme - Especialistas en la Información

Cómo el 'Coronavirus' ha despertado las alarmas de gobiernos y Pymes

La fuerte y persistente depreciación de las monedas latinoamericanas enciende las alarmas entre los gobiernos y las pymes de la región. Uno de los principales temores de las autoridades y empresas pequeñas es la escasez productiva que podría conducir a problemas de liquidez.

EDICION FIN DE SEMANA Redacción DiarioPyme Redacción DiarioPyme
coronavirus

La mayoría de los economistas están pidiendo que los bancos centrales recorten las tasas de interés básicas, mientras que las autoridades bancarias evalúan aplicar una rebaja. "Sin embargo, en mi opinión, eso no resolverá el problema que estamos viendo rápidamente: la falta de liquidez de las pymes", dijo a BNamericas Luis Octavio de Souza Leal, economista en jefe de Banco ABC Brasil.

“En Brasil, LG detuvo su producción debido a problemas de suministro de China, pero LG es una empresa grande, por lo que no tendrá vicisitudes importantes a largo plazo; pero, para las compañías pequeñas, detener sus actividades durante semanas puede redundar en una ola de quiebras, así que las autoridades monetarias y los bancos de desarrollo deben estar preparados para otorgar préstamos a corto plazo y flujo de caja para esas compañías”, agregó Leal.

Desde la aparición de los primeros casos de coronavirus en China, los activos en la región —como monedas, acciones y bonos— se han debilitado y el escenario ha continuado a ritmo acelerado mientras el virus se extiende por todo el mundo.

Con los impactos económicos esperados, la mayoría de los economistas comenzaron a predecir un nuevo ciclo de relajación monetaria en América Latina para mitigar los efectos sobre la actividad económica. Estas previsiones, que muchos inversionistas de la región ya tomaron en cuenta, desencadenaron un importante efecto secundario: una depreciación acelerada de las monedas locales, ya que muchos optaron por mantener su dinero en bonos de países desarrollados, puesto que los mercados emergentes ya no ofrecen rendimientos atractivos.

Esta semana, luego de la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de reducir la tasa de interés de referencia, el Banco Central de Brasil publicó un comunicado destacando que también evaluará la flexibilización monetaria debido a la situación de los mercados de capitales.

Después del comentario de la autoridad monetaria, el real sufrió una depreciación aún más rápida frente al dólar, y ahora el Banco Central ya no está completamente convencido de que una flexibilización monetaria adicional sea una contribución positiva porque la tasa base Selic ya está en su punto más bajo de la historia, en 4,25%, según un funcionario de alto rango del gobierno consultado por BNamericas.

Además, la depreciación de las monedas locales y de los precios de las acciones también genera gran preocupación debido a las deudas denominadas en dólares de ciertas firmas y también por la vulnerabilidad de esas compañías, particularmente aquellas que cotizan en bolsa, ante ofertas hostiles de adquisición de empresas internacionales que tienen más espaldas financieras.

ESCENARIO REGIONAL

La depreciación de las monedas latinoamericanas está afectando a todos los países de la región, aunque algunos están más expuestos que otros.

El real, el peso chileno, el peso colombiano, el sol, el peso argentino y el peso mexicano se han desvalorizado significativamente frente al dólar este año hasta llegar a mínimos históricos.

“Las caídas para Brasil y Chile son las más pronunciadas, de 12% y 9%, respectivamente. La depreciación refleja una serie de factores como una caída de los commodities, el riesgo a la baja para el crecimiento económico y una mayor incertidumbre política y entre los inversores”, dijo Fitch Ratings.

La agencia de calificación destacó los posibles efectos sobre las empresas que operan en la región.

“La mayor parte de la cartera que califica Fitch para exportadores y emisores regionales con operaciones en el extranjero presenta una cobertura natural para el riesgo cambiario, dado que la deuda denominada en dólares estadounidenses se condice con flujos de efectivo denominados en esa moneda que se generan en el extranjero", explicó la agencia. 

"Además, muchas compañías no exportadoras con deuda denominada en dólares cubren financieramente sus posiciones cambiarias expuestas. Sin embargo, dependiendo del grado de depreciación y el impacto del coronavirus en la economía global, un crecimiento económico más lento y un menor poder adquisitivo del consumidor afectarían a todos los emisores, en ausencia de una respuesta política”, agregó.

Según Leal, de ABC Brasil, incluso los países de la región que están menos expuestos a China, como México, podrían presentar un escenario más deteriorado.

Continuar leyendo este informe en bnamerica.com/es/

Notas Relacionadas

Más Leídas

Boletín de Noticias